miércoles, 21 de marzo de 2012

LA UNIÓN HACE LA FUERZA... por David Sánchez


Antes de profundizar en el tema de este artículo quiero desde estas humildes líneas felicitar ya no sólo a Messi por conseguir batir ayer el récord de César como máximo goleador de la historia del F.C. Barcelona sino a todo el barcelonismo porque están disfrutando y viviendo -ya no sólo de un hecho histórico- sino del mejor jugador de la historia de este deporte. 

Messi ya es eterno y con toda la vida por delante, lo será mucho más aún. Y como bien dijo ayer @rrmisas en Twitter: "César, qué gran futbolista tuviste que ser si sólo el mejor jugador de la historia te ha podido superar. Gracias César!!! Gracias D10S!!". Felicidades Pulga.

Dicho esto, centrémonos en la verdadera historia que viaja en paralelo en esta realidad virtual.

Existe un movimiento en Twitter llamado #boicotanunciantesdepuntopelota que me gustaría analizar

Creo que caeríamos en el error si promoviésemos este boicot. Los anunciantes, como empresas que buscan su beneficio, no son responsables de los contenidos que salen en los programas dónde se anuncian pues su objetivo es buscar share para que sus productos o servicios sean vistos por más personas con el fin de vender, es más, Punto Pelota es un programa que se emite en una cadena privada y como tal, tienen todo el derecho del mundo a emitir lo que les dé la gana, otra cosa sería que se hiciera en una cadena pública. Obviamente con ello no defiendo los contenidos rastreros generados en esa parodia teatralizada por bufones de segunda fila.

En las redes sociales últimamente se critican con vehemencia los contenidos y argumentos versados en ese programa. Es un programa que basa su estructura en asediar, mentir y prostituir la imagen de un equipo -F. C. Barcelona- mientras se vanagloria con un modo ejemplar de servilismo y mamporrerismo al Real Madrid. Quiénes hacen semejantes salvajadas son "periodistas" de muy baja calidad pues dejan de serlo cuando asisten a esos programas con insignias en la solapa o bufandas en el cuello y en la intimidad -posiblemente- se arrastren por sus redacciones con rodilleras de terciopelo cuando se nombra a determinados personajes de la actualidad merengue.

La solución no es boicotear a los anunciantes de Punto Pelota, la solución es boicotear Punto Pelota. Por suerte, mi conciencia está libre de toda culpa pues jamás he visto esa parodia, jamás he participado en su cuota de pantalla y no lo haré en mi vida, pero para que deje de existir ese programa lo único que se puede hacer es que no sea rentable. Para ello hay que dejar de verlo, es más, hasta se podría generar un daño colateral dejando de comprar los medios de los bufones que allí se dan cita. En mi caso, no lo veo -tengo una dignidad que mantener- y no compro el panfleto de los que allí se representan; AS. Escuchar las arengas desquiciadas de Tomás Roncero, Carmen Colino, Damián González o Frédéric Hermel me producen náuseas y la mejor manera de no participar en sus falacias, acusaciones falsas y desvíos de realidad es no comprando el panfleto a colores que les proporciona su nómina mensual que incluso a Mourinho, con total seguridad, le daría vergüenza ganar. No les doy crédito, salvo aquí para ratificar lo expresado.

El madridista está encantado con ese programa porque eleva su autoestima. Escuchar a orangutanes chillando les hace creer que cuánto más se grita, más verdad conlleva el argumento. Error obviamente. El barcelonista está cabreado con ese programa porque escucha falacias constantes que desprestigian la imagen de su equipo y sin embargo, lo ven. También error, obviamente. Punto Pelota ha creado un modelo y los espectadores lo han aceptado y sólo los espectadores tienen la capacidad de rechazarlo.

Como versa mi artículo, la unión hace la fuerza. Sólo nosotros tenemos el poder de elegir. Yo ya he elegido. No veo Punto Pelota, no compro AS, no compro MARCA, no veo MARCA TV, no escucho Radio MARCA, no veo Futboleros. Y tú, ¿qué vas a hacer? Insisto, la unión hace la fuerza. Que cada uno haga lo que crea necesario. Yo, lo tengo muy claro.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario aqui.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More