jueves, 22 de marzo de 2012

El fútbol del Barça como una de las bellas artes... por MÀRIUS CAROL

Un periodista del 'Corriere' recurre a Calvino, Radiohead o Savall para explicar su juego

Sandro Modeo es un curioso periodista, especializado en ciencia y en fútbol. Colabora en las páginas culturales del Corriere della Sera y en la sección de deportes de The Guardian. E igual escribe en la revista Darwin que publica un libro sobre Mourinho. Esta misma semana ha visto la luz El Barça, del fútbol total al fútbol cuántico (Alfabia en castellano y Edicions 62 en catalán), un insólito volumen donde compara el juego azulgrana con la física cuántica, pero sobre todo establece correlaciones con Italo Calvino, Radiohead, David Foster, Jordi Savall o Roberto Bolaño. Se diría que Modeo se rinde al fútbol del Barça por considerarlo como una de las bellas artes.

El prólogo de la obra lo ha escrito el escritor escocés Irvine Welsh, autor de Trainspotting, novela que llevó al cine Danny Boyle. Welsh personaliza la historia del Barça a través de sus referencias personales, incluida aquella noche en que su padre llegó achispado después de acudir a Easter Road, donde el Hibernian eliminó en cuartos de la Copa de Ferias al FC Barcelona, gracias a un penalti que sólo vio un árbitro alemán llamado Johannes Malka. Por cierto, según Welsh, la policía tuvo que intervenir para que los futbolistas no se comieran al colegiado, a quien Luis Suárez llegó a zancadillear, de acuerdo con su relato. El prólogo concluye con este reconocimiento: "Todo aficionado al fútbol, independientemente de sus colores, debe considerar una suerte y un privilegio poder admirar al magnífico equipo de Guardiola, con el genio de Messi y todos sus compañeros. El Barça nos divide automáticamente entre puristas y pragmáticos. Como yo me encuentro entre los primeros, espero que si algún equipo lo supera lo haga jugando mejor (empresa épica) antes que a base de asfixiar su juego majestuoso. Y aunque siempre tendré el corazón en Easter Road, espero el momento de regresar al Camp Nou y dejar que se me caiga la baba con el maravilloso fútbol de las bellezas de Barcelona". Modeo, que se remite a Marcel Proust para apoyar su teoría de la inmortalidad de la leyenda -"el pasado no es fugaz, sino que se fija"-, considera que el Barça de Guardiola ha reinventado el fútbol total. Utiliza sus conocimientos de la física de Planck para afirmar que, cuando juega bien, parece un equipo cuántico; es decir, ligado a estados fluidos y dinámicas inabarcables. Y se refiere al filme Todas las mañanas del mundo, con música de Jordi Savall, para decir que todos los días, a partir de La Masia, hay un equipo que se entrena como si contuviera a todos los equipos del mundo (los del fútbol total, se entiende), "como si una sola constelación restituyera los reflejos de la luz que ha recibido de todas las otras que forman la galaxia". El autor utiliza las Seis propuestas para el nuevo milenio, de Calvino, como si hubieran sido pensadas para el Barça, pues el equipo es "capaz de armonizarlas y amalgamarlas todas en su sistema". Y asegura que ver jugar al Barça es como escuchar a los Radiohead de Kid A y Amnesiac, donde géneros como el noise, el ambient, el dance o el jazz se confrontan y armonizan en una tesitura sonora puntiforme y difusa. E incluso se atreve a comparar el discurso de la tolerancia de Roberto Bolaño con este fútbol generoso, diáfano, que al tiempo sabe ser enfático.

El libro concluye rotundo: "Coja el camino que coja, el fútbol total no podrá desviarse nunca, si no quiere desnaturalizarse, de sus constituyentes filosóficos: construir antes que destruir, anticiparse antes que esperar y proponer antes que responder. Siempre preferirá la posesión y el toque al pase largo, la acción colectiva a la solución individual y la atención al espacio antes que al jugador concreto". La verdad es que la obra es una reflexión intelectual, pero basada en el placer de disfrutar, algo al alcance de todos. De todos los seres sensibles, claro.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario aqui.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More