jueves, 15 de diciembre de 2011

Jesé tiene la preocupante obligación de demostrar que no sólo de la Masía vive el fútbol español... por José Félix Díaz

EL DELANTERO DE 18 AÑOS DEL REAL MADRID ES LA ESPERANZA BLANCA DE VALDEBEBAS


Se llama Jesé Rodríguez y con tan solo 18 años se ha convertido en la referencia de todo un Real Madrid. La entidad madridista busca como terminar con el modelo que tanto éxito le está dando al 'eterno enemigo' y el primer paso es poner en valor a una cantera que históricamente ha sido la base del primer equipo y que atraviesa años de penuria por la ausencia total de confianza que recibe desde el primer equipo.

La aparición del canario por el once de Mourinho en el partido de Copa será utilizado por los dirigentes del club blanco para motivar a unos jóvenes jugadores que buscan estímulos para intentar imitar a sus compañeros de Selección, que visten de azulgrana y que cuentan con toda la confianza de Guardiola para asomarse con todo el derecho del mundo por el primer equipo del actual campeón de Europa.

Jesé no pasa inadvertido para nadie y no pretende hacerlo. El delantero no es de los que se esconden. Nunca lo ha hecho. No oculta que su ídolo es Cristiano Ronaldo, al que imita en casi todo, en su manera de jugar, en sus ademanes y, en ocasiones, en ese punto de soberbia que le lleva a ser en demasía individualista, lo que le ha costado algún que otro problema en los diferentes equipos por los que ha pasado. Sus compañeros le respetan porque saben que es de los que decide partidos, de los jugadores importantes. Mourinho ya le fichó el pasado verano y quiere tenerle bajo control.


Poco le importó dejar atrás Las Palmas con tan solo 14 años. Quería triunfar en el fútbol y sabía que la oportunidad que le daba el Real Madrid era la adecuada para ello. Formado en el Huracan, llegó al equipo blanco en 2007 y siempre ha jugado en una categoría superior a la que le correspondía por edad. Ahora es juvenil y ya ha debutado en el primer equipo, en el mejor ejemplo de lo que está siendo su carrera deportiva. Su juego se basa en el desborde, el descaro, la imaginación, características marcadas todas ellas por su fuerte carácter. Banda o segunda punta son sus posiciones ideales, pero es en la segunda en dónde rinde más y mejor.

En el Santiago Bernabéu lo tienen claro. Confían en el canario, en su fútbol. Le señalan como uno de los pocos jugadores que pueden servir de referencia, que puede tener sitio en el primer equipo. No es el único, pero sí el más llamativo por su juego, por sus formas, por sus maneras. Es ambicioso y hace unas semanas se llegó a plantear su salida del Castilla ante la falta de oportunidades. Se habló del Benfica, pero en el Real Madrid nunca contemplaron esa posibilidad. Le quieren cerca, tenerle atado, algo que se aseguraron en el pasado mes de marzo cuando firmaron la renovación de su contrato hasta 2014, con una cláusula de 30 millones de euros.

Renovación de contrato de jugador profesional

El jugador dejó todo en manos de su agente, Ginés Carvajal, y de su padre. El contrato ya era serio, muy de profesional, muy de jugador de futuro, algo nada habitual en un juvenil, pero en el club consideraron prioritaria su renovación. Sus padres ya no tendrían problemas económicos, mientras que Jesé no se enteró de la mejora económica del contrato. Y todo por prescripción profesional, para que estuviera centrado por completo en el fútbol.

El canario es internacional desde los 16 años, ha formado pareja con el azulgrana Gerard Delofeu, rival y amigo y llamados a marcar época en el fútbol español. Eso sí, uno en el Real Madrid y otro en el Barcelona. Hierro, exdirector deportivo de la Federación, es de los que mejor conoce al delantero madridista y de los que más ha peleado para que Jesé deje atrás ciertos dejes que le pueden apartar de lo que parece estar llamado a ser. "Tiene un corazón enorme, es un buen chico, pero a veces se ha equivocado. Tiene un gran futuro", afirma Hierro.

Y es que Jesé ha estado 'apartado' en dos ocasiones de las diferentes selecciones, una por un encontronazo con un árbitro y la segunda por una expulsión en el trofeo del Atlántico, que se disputaba en su barrio. Ese castigo le ha impedido, por ejemplo, ser campeón de Europa Sub '19 el pasado verano. Por el momento, su historial se adorna con el subcampeonato Sub '17 de 2010.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu comentario aqui.

Compartir

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More